logo    
 
 
 
     
 
 
Inicio
Frases cortas
Textos cortos
Preguntas tontas
 
 
 
No me gusta el trabajo, a nadie le gusta, pero me gusta que, en el trabajo, tenga la ocasión de descubrirme a mí mismo.

Trabajo deprisa para vivir despacio.

Más confío en el trabajo que en la suerte.

El trabajo es una invasión de nuestra privacidad.

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.

Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario.

El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.

La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.

No es el trabajo lo que envilece, sino la ociosidad.

Algunos dicen que el trabajo duro no ha matado a nadie, pero yo me digo ¿Por qué arriesgarse?

Para los que no tenemos religión, nuestro Dios es el trabajo.

El hombre que me da trabajo, al que tengo que sufrir, este hombre es mi dueño, llámelo como lo llame.

Sólo los necios se encuentran satisfechos y confiados con la calidad de su trabajo.

Días de trabajo, únicos días en los que he vivido.

El trabajo ayuda siempre, puesto que trabajar no es realizar lo que uno imaginaba, sino descubrir lo que uno tiene dentro.

Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender como se hace.

El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras.

Estamos rodeados de artilugios destinados a ahorrar trabajo y, sin embargo, disponemos de muy escaso ocio auténtico.

Si no trabajas, estorba, lo importante es participar.

Si tu trabajo no supone una diversión, trabaja lo indecible para divertirte.

Hay fuerza motriz más poderosa que la electricidad, la del vapor o la nuclear, La fuerza de voluntad.

 
 
01   02   03   04   05
 
 
Amistad
Amor
Belleza
Deseo
Dinero
Edad
Felicidad
Hombres
Humor
Libertad
Matrimonio
Mujeres
Pensamientos
Sabiduría
Soledad
Suerte
Trabajo
Tristeza